Rostros en la Fundación Hogar Renacer: Cristina Moreno-Manzanaro Rodríguez

No recuerdo mi primera toma de contacto con el centro… quizás porque toda mi vida lo he tenido presente. He corrido por su patio cuando aún ni me expresaba con claridad siendo apenas una niña. Oír de forma cotidiana “voy al hogar”, o “vamos todos a echar una mano”, me ha hecho entender la realidad de una enfermedad muy compleja.

Cristina Moreno-Manzanaro Rodríguez

Buscar dinero hasta debajo de las piedras para dar una vida a personas que por su enfermedad lo han perdido todo, y que la sociedad (por desconocimiento) los ha hecho creerse indignos de unos derechos básicos, ha sido la prioridad de algunos durante mucho tiempo. Poco a poco, un proyecto que comenzó con mucha ilusión ha llegado a ser una realidad consolidada, así que cuando se me ofreció la oportunidad de realizar mis prácticas aquí como enfermera, no me lo pensé; era como estar en mi casa. Y así me he sentido desde que comencé a trabajar en 2009.

No es un trabajo fácil; es muy duro ver cómo hombres y mujeres tienen destrozada parte de su vida por un trastorno adictivo pero, como enfermera, solo con poder servir de un poquito de ayuda para empezar el camino de su tratamiento, o hacer que alguien se sienta escuchado ya merece la pena.

Sin más, agradecer a la persona que ha puesto Hogar Renacer en mi vida, mi abuelo Alfonso Rodríguez, gerente del centro durante muchos años. Me siento muy orgullosa de seguir tus pasos.

 Cristina Moreno-Manzanaro Rodríguez

Diplomada Universitaria en Enfermería desde 2008

Máster en Farmacoterapia

1Comment

Post A Comment